La higienización y desinfección mediante generadores de vapor se aplica tanto en plantas de producción alimentaria/farmacéutica/cosmética como en espacios públicos

Galeria de VIDEOS

Ventajas del vapor para el saneamiento y la desinfección

Alta temperatura

La temperatura del vapor seco en la superficie es de unos 120 °

  • Disuelve aceites, grasas y toda la suciedad que ha penetrado en los poros del material.
  • Las superficies calentadas se secan rápidamente, dejándolas listas para usar y evitando la oxidación o la corrosión.
  • La alta temperatura abre los poros de los materiales permitiendo obtener una superficie totalmente limpia.
  • Se puede utilizar para pasivar metales en lugar de baños ácidos y agua.

Nota: aunque la temperatura de descarga es alta, su bajo contenido de humedad elimina cualquier riesgo de quemaduras o escaldaduras para los operadores o personal asegurando una limpieza y desengrasado seguro de la maquinaria.

Humedad muy baja

El vapor seco o saturado contiene solo un 5 % de agua

El proceso de lavado higienizante a vapor REA STEAM CLEANING utiliza solo 12 litros de agua por hora (modelos de 9 kw) hasta un máximo de 48 litros (modelo de 36 kw). De 20 a 50 veces menos que el clásico proceso de lavado con agua + espuma + aclarado.

  • 5% contenido de agua
  • Los generadores de vapor seco REA usan solo de 12 a 48 litros de agua, que es aproximadamente 50 veces menos que el lavado a alta presión.
  • El vapor se puede utilizar en y alrededor de equipos eléctricos y electrónicos, controles, sensores, juntas, sin el peligro de provocar cortocircuitos o dañar los componentes, por lo que no es necesario enmascarar ni transportar el equipo antes de limpiarlo. Elimine los costos asociados con el reemplazo de componentes dañados.
  • Hasta un 95% de reducción en el consumo de agua y la generación de aguas residuales, ahorrando dinero en el suministro y eliminación de agua.
  • Muy poca agua para limpiar después de limpiar el equipo: ahorro de tiempo.
  • El uso mínimo de agua permite que el equipo se utilice en áreas sin tuberías de agua y para protocolos “secos”.
  • La baja humedad con altas temperaturas deja las superficies secas y listas para su uso inmediato, lo que reduce el tiempo de inactividad.
  • La baja humedad elimina cualquier riesgo de quemaduras para los operadores

Baja presión

La presión del vapor en la boquilla es de sólo 10 bares, muy inferior a la del lavado a alta presión (unos 50 bares).

Esto significa poder utilizar vapor en todo tipo de componentes, incluso en los más sensibles. La presión de descarga es de 10 bares, frente a los 50 y más del lavado a alta presión.

  • No dañará superficies, sellos de rodamientos, motores, sensores, etc., por lo que no es necesario enmascarar o desarmar el equipo antes de limpiarlo.
  • La transmisión mínima de suciedad y humedad en comparación con el lavado a alta presión significa que se esparce menos suciedad sobre otros equipos y superficies.
  • Sin riesgo para la seguridad del personal

Posibilidad de utilizar el detergente

Posibilidad de utilizar el detergente junto con el vapor para todos los generadores REA STEAM CLEANING.

  • Posibilidad de añadir agua y detergentes en paralelo con el vapor.
  • El mango digital controla la adición de agua o productos químicos al vapor.
  • El agua ayuda a mover la suciedad más rápido acelerando la limpieza, pero con un ligero aumento en el agua utilizada.
  • Se pueden utilizar limpiadores, desengrasantes, para acelerar la limpieza y mejorar los resultados, y con el calor actuando como catalizador se reduce su cantidad, ahorrándote dinero.
  • Se pueden agregar tratamientos químicos para retardar la oxidación o cumplir con otros requisitos de limpieza de la superficie

nuestros distribuidores

REA Steam Cleaning tiene una red de más de treinta minoristas en todo el mundo.