Desengrasado en línea de piezas

La rapidez de acción del vapor permite lavar las piezas durante la producción, sin interrumpir el ciclo y sin tener que cargar las piezas en cestas para llevarlas a la planta de lavado. Los ahorros en términos de tiempo y dinero son considerables. También se reinicia todo el ciclo logístico vinculado al movimiento de piezas desde la producción hasta el lavado.

Las piezas se introducen directamente en nuestro túnel de lavado, inmediatamente fuera de proceso, y es posible lavar piezas a altas tasas (hasta 20 piezas/mn).

El vapor seco tiene numerosas características que hacen posible el lavado en línea sin interrumpir el ciclo

El efecto calor (choque térmico) combinado con la presión de 10 bar

Permiten reducir significativamente el tiempo necesario para el lavado/desengrasado y por lo tanto crear sistemas mucho más cortos que los clásicos sistemas de agua/detergente o basados en ultrasonidos.

la alta temperatura

al que el vapor golpea la pieza hace que el secado sea extremadamente rápido, reduciendo aún más la longitud del sistema.

Sin detergente

La temperatura y la presión hacen muchas veces superfluo el uso de productos químicos, y en cualquier caso el consumo es muy bajo (generalmente menos de 2 litros/hora).

Calidad de lavado constante

El vapor también tiene una importante ventaja sobre otros fluidos: siempre está limpio, a diferencia de los líquidos que se reciclan dentro del túnel de lavado, con el riesgo de degradación progresiva de la calidad del lavado por agotamiento del detergente.

mantenimiento reducido

El vapor es siempre un fluido limpio y, por lo tanto, los sistemas REA no requieren que se revisen o cambien los filtros.

REA es capaz de diseñar sistemas de lavado y desengrasado a vapor para diversos tipos de piezas.

Gracias a alianzas con empresas especializadas en automatización, REA puede ofrecer soluciones globales que incluyen la carga y descarga de piezas de la línea de producción.

Galería de fotos